martes, 16 de octubre de 2007

barcelona y madrid: la concentración geográfica de la actividad editorial en españa

La concentración de la propiedad en la industria editorial es uno de los temas que he tratado recurrentemente en [ el ojo fisgón ]. En este sector hay otro fenómeno de concentración —supongo que mucho menos perjudicial— que hasta el momento no he tocado y al que quiero referirme hoy: se trata de la concentración geográfica de la actividad editorial.


Con respecto a este tema son más las preguntas que las explicaciones que se me ocurren:


¿Qué circunstancias históricas condujeron a la concentración de la actividad editorial en Madrid y Barcelona?


¿Por qué la mayoría tanto de los grandes grupos como de las editoriales independientes —Santillana, Random House Mondadori, Hachette, Planeta, Zeta, Océano, Enciclopedia catalana, etcétera— siguen gravitando en torno a estos dos epicentros?


¿Qué papel juegan las pequeñas y medianas librerías locales en la supervivencia de las editoriales independientes ubicadas en su entorno inmediato? Valeria Bergalli alude a la relación entre las pequeñas editoriales y las librerías independientes en la entrevista que le hice en abril.


En el caso de Catalunya, la Comunidad Valenciana, Galicia y Euskadi, ¿qué papel juegan a nivel local las editoriales en lenguas autonómicas? Sergio Vila-Sanjuán hace en Pasando página una rápida revisión del panorama la industria editorial en catalán, gallego y euskera.


¿Cómo se distribuyen geográficamente otras actividades de la cadena de producción del libro como los servicios editoriales, la traducción y la impresión?




Aunque ni el listado de las editoriales que tengo referenciadas en [ el ojo fisgón ] ni el de las que fueron tenidas en cuenta en el estudio “Tendencias Web 2.0 en el sector editorial” —que como es natural se solapan en algunos casos— consigue abarcar en su totalidad el espectro editorial español, considero que ambos son bastante representativos de éste y que los dos dan cuenta de la concentración geográfica de la actividad editorial en España.


Editoriales referenciadas en [ el ojo fisgón ]:


- Marbot ediciones: Barcelona

- Gadir editorial: Madrid

- Veintisieteletras: Madrid

- Atalanta: Girona

- Impedimenta: Madrid

- Zorro rojo: Barcelona

- Ellago ediciones: Castellón

- La fábrica editorial: Madrid

- Abada editores: Madrid

- Valdemar: Madrid

- Cuadernos del Vigía: Granada

- Laertes: Barcelona

- Editorial Berenice: Córdoba

- Cabaret Voltaire: Barcelona

- Ediciones del Viento: La Coruña

- Periférica: Cáceres

- Xordica editorial: Zaragoza

- Melusina: Barcelona

- Sexto piso: Madrid:

- Editorial Candaya: Canet del Mar (Barcelona)

- Ediciones Polígrafa: Barcelona

- Trama editorial: Madrid

- Alba editorial: Barcelona

- Editorial Pre-textos: Valencia

- Lengua de trapo: Madrid

- Artemisa ediciones: La Laguna (Tenerife)

- Icaria editorial: Barcelona

- 451 editores: Madrid

- Global Rhythm Press: Barcelona

- Edhasa editorial: Barcelona

- Alpha Decay: Barcelona

- Nórdica libros: Madrid

- Funambulista: Madrid

- Siruela: Madrid

- minúscula: Barcelona

- Anagrama: Barcelona

- Libros del Asteroide: Barcelona

- Tusquets: Barcelona

- Roca editorial: Barcelona

- Acantilado: Barcelona

- Quadens crema: Barcelona

- Grup62: Barcelona

- Astiberri ediciones: Bilbao

- Norma editorial: Barcelona

- Ediciones Glenat: Barcelona

- Media Vaca: Valencia


Editoriales tenidas en cuenta en el estudio “Tendencias Web 2.0 en el sector editorial”:

- Alberdania: Guipúzcoa

- Acantilado: Barcelona

- Alfaguara: Madrid

- Almuzara: Córdoba

- Alpha Decay: Barcelona

- Anagrama: Barcelona

- Barataria: Barcelona

- Bassarai: Vitoria - Gasteiz

- Belacqva: Barcelona

- Bromera: Alzira (Valencia)

- Caballo de Troya: Barcelona

- Cahoba: Barcelona

- Candaya: Canet del Mar (Barcelona)

- Cossetania: Valls (Tarragona)

- Destino: Barcelona

- Edaf: Madrid

- Ediciones del Viento: La Coruña

- Martínez Roca: Madrid

- Ediciones Urano: Barcelona

- Editorial Crítica: Barcelona

- El Tercer Nombre: Madrid

- Espasa: Madrid

- Funambulista: Madrid

- Gedisa: Barcelona

- Grup62: Barcelona

- KRK Ediciones: Oviedo

- Legua editorial: Valencia

- Lengua de trapo: Madrid

- Libros del Asteroide: Barcelona

- Melusina: Barcelona

- Menoscuarto: Palencia

- Mondadori: Barcelona

- Multiversa: Valladolid

- Nerea: San Sebastián

- Océano: Barcelona

- Odisea Editorial: Madrid

- Páginas de Espuma: Madrid

- Periférica: Cáceres

- Pre-Textos: Valencia

- Punto de lectura: Madrid

- RBA Libros: Barcelona

- Rinoceronte: Cangas do Morrazo

- Salamandra: Barcelona

- Seix Barral: Barcelona

- Septem Ediciones: Oviedo

- Siruela: Madrid

- Temas de hoy: Madrid

- Tropismos: Salamanca

- Tusquets: Barcelona

- 451 Editores: Madrid


En las entradas EA, España y la inversión en tecnología y ¿Madrid o Barcelona? de su blog sobre sistemas y tecnologías de la información Enrique Dans se refiere a la concentración geográfica de la actividad en el sector tecnológico.

2 comentarios:

Gonzalo dijo...

La lista se puede mirar también al revés: ¿cuántas editoriales hay en la región de Murcia, por ejemplo? No deja de ser un espejo de algunas realidades culturales. Y sin embargo, algo debe de estar cambiando; en Caravaca de la Cruz trabaja por ejemplo Gollarín, en una ciudad de 25.000 habitantes, centro de una comarca de solo unos 60.000, y tuvo el acierto (o la fortuna buscada) de editar a Leante, por ejemplo.

Supongo que al ser una reflexión muy local apenas interesará a nadie, pero la de las ausencias es otra de las formas de ver la lista, y a los que vivimos en zonas no exactamente punteras sí que nos interesa, y no poco, el tema...

martín gómez dijo...

Gonzalo, creo que mientras más sean las perspectivas desde las que se plantea la reflexión más ricos serán los resultados de ésta. Tendemos a caer en el error de ignorar los procesos que se gestan en el ámbito local de esas 'zonas no exactamente punteras' por andar fijándonos solamente en los grandes epicentros y en el contexto nacional como un todo.

Sin lugar a dudas casos como el que mencionas son un indicio de tendencias que van emergiendo y que de repente toman más fuerza.

Muchas gracias por tu comentario.
Martín.