lunes, 15 de septiembre de 2008

la muerte de david foster wallace y un texto de enrique vila-matas

Esta mañana me encontré con la noticia de la muerte de David Foster Wallace y desde entonces he tenido atravesado un texto lindísimo de Enrique Vila-Matas que leí este fin de semana —el viernes había estado hojeando su Dietario voluble y al día siguiente no pude evitar la tentación de comprarlo—.




Dice Vila-Matas:


‘He cambiado de vida. Tal vez obligado por las circunstancias, pero el hecho es que he cambiado de vida. Me acuerdo de las advertencias que el 29 de julio de 2003 me enviara Bernardo Atxaga desde New Hampshire. Conservé su carta y ahora, releída en estos días de convalecencia, mi mirada reposa en ciertos consejos amistosos en los que me alertaba sobre los excesivos riesgos a los que sometíamos nuestras existencias. “Creo que ha llegado la hora de vivir un poco más atentamente”, decía Atxaga en su carta. Y citaba a Nazim Himket, que en un breve e intenso texto comentaba que hay que tomar en serio el vivir, pues el vivir no admite bromas. Hay que saber —decía Himket— que la cosa más real y bella es vivir. Y no olvidar que vivir es nuestra tarea. Estemos donde estemos, hemos de vivir como si nunca hubiésemos de morir. Aunque, por ejemplo, nos queden unos minutos de vida hay que seguir riendo con el último chiste, mirando por la ventana para ver si el tiempo sigue lluvioso, esperando con impaciencia las últimas noticias de prensa.


No nos engañemos. Se enfriará este mundo, una estrella entre las estrellas y, por otra parte, una de las más pequeñas del universo, es decir, una gota brillante en el terciopelo azul. Se enfriará este mundo un día y se deslizará en la ciega tiniebla del infinito —ni como una bola de nieve, ni como una nube muerta—, como una nuez vacía. Creo que debemos tener en cuenta esto y amar al mundo en todo momento, amarlo tan conscientemente que podamos al final cada uno de nosotros decir: he vivido’.

8 comentarios:

Fina dijo...

Pues sí,

un texto bello y más cierto que la muerte.

Para reflexionar mientras vamos viviendo...

Un abrazo.

martín gómez dijo...

Tienes toda la razón.

¿Cómo va todo por Blanes?

Un abrazo para ti también.
Martín.

Fina dijo...

Pues haciendo presentaciones de libros y esas cosillas.

Para el 4 de octubre, mega acto de Bolaño. Plan B ya sabes!.

;-)

Suerte y a vivir!.

Te sigo leyendo.

martín gómez dijo...

¡No puede ser, en ese momento yo estaré en Colombia!

Igual desde allí los acompaño de corazón.

Seguimos en contacto.
Martín.

Fina dijo...

¡Qué dices!
¡Pero si ya tenias reservada la butaca en la primera fila!
¡Ay, Martín, Martín,esto ya no será lo mismo!

Pues de corazón...y que lo pases bien en Colombia.

Seguimos.

Fina

Blumm dijo...

Cómo me llamó también la atención ese texto que has expuesto. Yo no tuve la tentación de comprarlo, simplemente me fui a la librería y lo saqué yo mismo de la caja de LOGISTA en la que venía junto a otros "perdedores".

Vivir hasta el último segundo.
El texto es muy visceral, ahí tan bien como está peinadico...

Gracias por exponerlo, Martín.

martín gómez dijo...

Pues espero ver vídeos, fotos y pintadas.

Ya tendrás noticias de mi estadía en Colombia a través de [ el ojo fisgón ].

Un abrazo.
Martín.

martín gómez dijo...

Hombre, Bernardo, has sido más que osado pero no cabe duda de que la ocasión lo ameritaba.

Vila-Matas es un monstruo y últimamente tengo el impulso de leerlo con cada vez más frecuencia. Leerlo se ha convertido en toda una necesidad.

Seguimos...
Martín.