martes, 30 de septiembre de 2008

destino bogotá [ 7 ] / el crecimiento de los grandes grupos y su impacto sobre la edición independiente



Ayer en la tarde estuve entrevistando a Gustavo Mauricio García Arenas, quien además de ser el editor de Icono editorial es el presidente de la Red de editoriales independientes de Colombia (Reic). Me parece interesante la inquietud que a partir de su experiencia como pequeño editor plantea Gustavo con respecto al impacto que tiene el hecho de que la prensa escrita y las grandes editoriales pertenezcan a un mismo gran grupo multimedia —recordemos que el año pasado el Grupo Planeta compró el 50 % de la Casa Editorial El Tiempo— o de que establezcan alianzas estratégicas con éstos —como parece suceder actualmente entre los sellos de Santillana, la división editorial del Grupo Prisa, y el periódico El Espectador del Grupo Santodomingo—.



¿Cuál es en este caso la consecuencia directa de la concentración de la propiedad de la industria editorial, así como de la diversificación y de la expansión de los grandes grupos? La dificultad que tienen los pequeños editores para conseguir autores, que o tienen contratos de exclusividad con los grupos a los que pertenecen los diarios y las revistas para los que escriben o sólo quieren publicar con los sellos de los grandes grupos porque les garantizan más visibilidad.


Tal y como está planteado, el tema es peliagudo. Pero bueno, la publicación de la entrevista a Gustavo será la ocasión para profundizar en este tema.


De momento quisiera destacar que me parece interesante el hecho de identificar diferencias entre lo que sucede en España y Colombia, en este caso particular en relación con el impacto que tiene en uno y otro lugar la concentración de la propiedad de la industria editorial.

3 comentarios:

Pablo Odell dijo...

Tienes razón, Martín. Y también Gustavo. ¡La situación es inadmisible! Hay que, desde las editoriales, responder con contundencia: a partir de ahora ¡que sean ellas sus propios medios! ;]

Un abrazo,

Camilo Jiménez dijo...

Si comparamos con México, Argentina, Perú, Chile, la edición independiente en Colombia no está ni siquiera en pañales: es que ni ha nacido. Si la comparamos con el circuito español, podríamos decir que sus papás ni se conocen. Gustavo Mauricio ha fundado una golondrinita y eso hay que reconocérselo y alabárselo, pero ¿cuándo se lanzará a hacer libros de verdad, y no sólo recopilaciones de frases? Es que a punta de colecciones de frases ingeniosas nunca va a poder competir de verdad, o al menos lograr algo de visibilidad. Esperamos la entrevista.

martín gómez dijo...

Esperemos que el germen de la Reic dé buenos frutos. Tengo entendido que allí hay unas 28 editoriales muy distintas y dispares entre sí y creo que vale la pena seguirle el rastro para ver qué sale de ahí. Estos procesos son lentos y largos.

La aparición de estas editoriales y la creación de la Reic es sólo el comienzo. Ojalá que esta iniciativa prospere para que algún día no muy lejano podamos hablar en Colombia de la existencia de un sector de la edición independiente consolidado.