martes, 20 de marzo de 2007

los blogs temáticos como fuente alternativa de información

El auge de los blogs tiene lugar en el contexto de lo que la gente de O'Reilly Media bautizó 'la Web 2.0', que es aquella etapa de Internet en la cual sus usuarios no sólo consumen sino que también producen contenidos. Para montar un blog basta con tener algo que decir, un computador, un par de programas de edición —de texto, de imágenes y de sonido—una conexión a Internet y un navegador —quienes quieran ir aún más lejos pueden añadir una cámara fotográfica, una filmadora y hasta una consola para grabar y mezclar sonidos—. Se dice que Internet se ha convertido en un entorno más participativo a raíz de la emergencia de la Web 2.0 porque además de democratizar la producción y la difusión de contenidos, ésta ha incentivado la construcción de redes sociales a través de plataformas como MySpace, Wikipedia, Flickr e incluso Amazon.


Fuentes alternativas de información


Un blog temático representa un canal de expresión para expertos en un tema que no tienen acceso a un espacio en los medios de comunicación tradicionales o que no cuentan ni con el dinero ni con el tiempo que requiere el montaje de una publicación independiente. En esta medida lo interesante de los blogs temáticos es que se convierten en fuentes de información alternativas a los medios tradicionales, cuya credibilidad es cuestionada por el hecho mismo de pertenecer a grandes grupos empresariales que los utilizan como una herramienta al servicio de la defensa de sus intereses.

Al abrirnos la posibilidad de definir un repertorio consistente de proveedores de información, el contacto con fuentes especializadas independientes nos permite no sólo acceder a contenidos más profundos y confiables sino también evitar el contacto con toda la información que por no ser de nuestro interés nos hace ruido. Para quienes pasan una buena parte de su tiempo online el acceso a estas fuentes de información es súper económico porque además de ser gratuito, no presupone gastar tiempo en desplazamientos para ir a buscarla basta con hacer un clic en un link o, en el peor de los casos, con buscar en un motor de búsqueda.



Una cuestión de frecuencia, estilo y lenguaje


Quien quiera montar un espacio independiente de información especializada con el propósito de convertirse en una fuente de referencia en un tema específico deben asumir el reto de ofrecer con una frecuencia alta y regular contenidos consistentes, preferiblemente expuestos no sólo de manera clara y concisa sino también en un lenguaje sencillo y preciso. De lo contrario sus lectores darán por insatisfechas sus necesidades de información y buscarán otras fuentes porque en Internet lo inmediato y lo efímero priman más que en cualquier otro medio —además de las fuentes tradicionales de información, actualmente hay alrededor de 55 millones de blogs—.

En cambio si gracias a una mezcla de trabajo constante y efecto viral consigue que su nombre en una fuente de referencia en el ámbito de un tema particular, puede incluso entrar a formar parte de una red social y generar una pequeña comunidad en torno a su blog.

4 comentarios:

Camilo Hoyos G. dijo...

Ahora bien, para hacer un blog, como bien dice, sólo hace falta tener algo que decir. Sin embargo, también es interesante mirarlo desde el otro lado: ¿cómo buscar buenos blogs? Se puede hacer una búsqueda, claro está, temática. Pero debe haber miles de buenos blogs en el espacio, que aún no han llegado a una fama específica-pienso en aquellos que se dedican a contar experiencias personales, como la del soldado del ejército gringo, o la enfermera de un hospital en Bagdad- que tienen mucho que decir. Por eso, creo que sería una buena idea-que de hecho debe existir- un blog cuyo propósito sea precisamente recomendar buenos blogs. Un metablog, así como ésta ha sido una entrada "metabloguiana".

martín dijo...

Claro, poeta. Como siempre, la suya es una muy buena idea.
Technorati (http://technorati.com/) tiene una iniciativa de referenciamiento de blogs que aunque parte del mismo espíritu de su propuesta, se basa en un método completamente distinto (vale la pena aclarar que es un barrido automatizado) que actualmente le permite rastrear alrededor de 50 millones de blogs y hacer cada cuatro meses un informe cuantitativo bastante diciente sobre el estado de la blogósfera.

Hernán dijo...

Interesantes temas. Para mí hay una contradicción quizá irresoluble: por un lado estamos ante la posbilidad de una multiplicidad de fuentes de información y opinión, una red horizontal. Esto es ideal, lo que siempre habíamos soñado. Pero enseguida surge el problema que menciona Camilo Hoyos: es tal la cantidad de fuentes que no podemos abarcar todas, ni siquiera orientarnos entre el mar de emisores. Entonces surgen sistemas para ordenar, categorizar, evaluar, puntuar... Y otra vez estamos ante el creador o lider de opinión, etc. O sea que huimos de lo unitario pero no podemos manejar lo múltiple. A lo mejor es que funciona así la naturaleza humana...

martín dijo...

Sí, Hernán, de hecho también veo la contradicción ahí y no encuentro ninguna forma de superarla. Lo que me parece interesante es que gracias a las redes sociales, a las comunidades virtuales y a la viralidad se potencializa el papel de prescriptores que cumplen quienes representan una alternativa frente a los grandes medios. Esto no quiere decir que los grandes medios pierdan su rol prescriptor pero sí que pierden el monopolio porque tienen que compartir ese papel con las fuentes alternativas a las que uno llega por distintos caminos y en las que uno deposita su confianza. Finalmente uno siempre termina confiando mucho en unas pocas fuentes cercanas (por nexos familiares, de amistad, de intereses o de carácter ideológico).