jueves, 22 de marzo de 2007

el caso de ángela becerra

1. El pasado miércoles 14 de marzo la novela Lo que le falta al tiempo, de la escritora colombiana Ángela Becerra y editada por Planeta, entra al listado de los libros de ficción más vendidos en España ocupando el cuarto lugar.

2. El 26 de enero pasado la embajada de Colombia en España anuncia en su página Web que “en L´hotel, el hotel donde murió Oscar Wilde en París, el mismo desde donde Jorge Luis Borges escribió muchos de sus más importantes ensayos, la colombiana Ángela Becerra presentó Lo que le falta al tiempo, su más reciente novela” —este evento también fue reseñado por otros medios españoles como la revista Qué leer y colombianos como Caracol Radio y el periódico El Tiempo—. Añade el comunicado de la embajada que “Ángela Becerra estuvo acompañada durante el lanzamiento de un grupo de más de 45 periodistas españoles y una nutrida comitiva entre la que se encontraban empresarios, críticos literarios y autoridades gubernamentales como la Embajadora de Colombia en España, Noemí Sanín”.

3. El 4 de marzo de 2005 Ángela Becerra gana “el XXIX Premio Azorín de Novela, dotado con 67.000 euros, con la obra El penúltimo sueño, que relata una historia de amor entre dos adolescentes a los que el destino separó, pero que se reencuentran muchos años después” (tomado de elconfindencial.com).
Ese mismo año El penúltimo sueño se convierte en la segunda obra de Ángela Becerra que gana el Latino Literary Award —que otorga la comunidad latina de Estados Unidos en el marco de la feria Book Expo América—.



4. En enero de 2004 Planeta publica De los amores negados, calificada por la editorial misma “como ‘novela magistral’ y ‘hermosa lección literaria de erotismo’ que nos sumerge en la sensibilidad más refinada, el humor más sutil y lo que se ha definido como el idealismo mágico”. De los amores negados recibe en el apartado de novela romántica el Latino Literary Award 2004.

5. En enero de 2001 Planeta publica Alma abierta, libro que “reúne el ímpetu vital y reflexivo de una mujer inmersa en el mundo de hoy. Ángela Becerra desgrana en este libro las preocupaciones, los sueños y las sensaciones de una mujer actual. A través de encuentros, recuerdos, paisajes y situaciones cotidianas, dibuja una crónica del viaje del ser humano en su primera madurez. De esta forma, los logros personales, el amor, el miedo a la soledad, la vida en pareja o el reto de los nuevos horizontes envuelven un mensaje de fondo: la confianza en uno mismo es el motor de la felicidad y del éxito en las relaciones personales".


Una breve biografía de la autora según Planeta


"Ángela Becerra nace en Cali (Colombia) en 1957. Estudia diseño publicitario y comunicación y, hasta 1988, trabaja en agencias de publicidad de Cali y Bogotá, primero como redactora y más tarde como directora creativa. En dicho año llega a España y trabaja en Barcelona, donde desde entonces reside, consiguiendo numerosos premios por sus múltiples trabajos creativos. Pero la pasión más íntima y profunda de Ángela siempre ha sido escribir. Por esa razón, en abril de 2000 y en pleno éxito profesional, deja sus veinte años de carrera publicitaria para dedicarse de lleno a trabajar en su pasión. Su primera obra publicada fue Alma abierta (2001), un libro de poemas escrito a golpes de luces y sombras".


Libros para todos


La autora aparece muy linda en las fotos, desde hace unas semanas las mesas de novedades de las grandes librerías como Fnac y Casa del libro están inundadas de ejemplares de Lo que le falta al tiempo, la producción de los libros es muy buena y los argumentos de venta para promocionarlos son contundentes. Sin embargo, cuando decido hojear las novelas de Ángela Becerra con la intención de liberarme de mis prejuicios iniciales confirmo que la cursilería no está sólo en sus títulos y en sus carátulas —que desde el primer contacto me producen un no sé qué lo más de feo—.

Y luego pienso que a la larga no importa porque al final cada quien escribe y lee lo que se le antoja según sus intereses, sus afinidades y su sensibilidad. También hay que tener en cuenta que como cada vez el mercado tiende a segmentarse más, el número de nichos por cubrir también tiende a ser mayor. Sin duda alguna casos como el de Ángela Becerra ponen en evidencia el interés de los grandes grupos por el mercado del gran público.

2 comentarios:

Princesa dijo...

Puedes tener razón, es más te la doy. Pero estoy leyendo "el penúltimo sueño" y me está atrapando. Será que necesito evasión, y lo está consiguiendo la novela.


De los otros que ha escrito, ni idea.

martín dijo...

El hecho de que las novelas sean cursis y flojas no significa que no atrapen. Es más, para entretenerme a la ligera no encuentro nada mejor que una novelita o una peli mala de esas que me atrapan desde el primer momento y de las que me olvido cinco minutos después de que se acaban.