martes, 6 de mayo de 2008

[ el ojo fisgón ] en la revista quimera

En el número de mayo de la revista Quimera la sección "Bitácoras: apuntes sobre la blogósfera", a cargo de Jesús Casals, está dedicada a [ el ojo fisgón ]. En su artículo titulado “La vida en Marte” Jesús hace un generoso comentario en el que describe de una manera concisa y acertada el espíritu de este blog.



Dice Casals:


‘Gómez trabajaba de camarero en la ciudad donde habían vivido y publicado García Márquez y Vargas Llosa. Sin embargo, pronto empezó a interesarse por las pequeñas editoriales independientes que poco a poco se han abierto paso entre los grandes grupos comerciales, así como por las incertidumbres del futuro que plantea la tecnología (los soportes de lectura electrónica) y la sobreproducción editorial. Sin duda lo más destacado de su blog son las entrevistas a esos “editores independientes” que han iniciado en solitario una andadura casi quijotesca’.


Me parece muy diciente que un medio tradicional y con tanta tradición como Quimera le preste atención a este nuevo canal de expresión porque al hacerlo está mostrando una capacidad de reconocer la importancia de algunas de las cosas que están pasando hoy en día en un circuito alternativo al hegemónico de los grandes medios de comunicación. Justamente el número 294 de Quimera incluye un interesante dossier sobre la televisión como género literario, coordinado por Concepción Cascajosa y Juan Trejo.


Quienes quieran echarle un ojo al comentario de Jesús pueden descargarlo haciendo clic aquí.


Gracias, Jesús.

4 comentarios:

Camilo Jiménez dijo...

Enhorabuena, Martín. Quimera es toda una referencia en asuntos relativos al libro, la edición, la escritura, la lectura... Lástima que por acá llegue tan esporádicamente. Estaré atento en agosto o septiembre en la Librería Nacional del Andino, adonde la veo de tarde en tarde. Y tarde, claro. Saludos y me alegro mucho por el espaldarazo.

Javier Beltrán dijo...

Enhorabuena, ojo fisgón.

martín gómez dijo...

¡Gracias, Camilo!

Cuando estaba en la universidad, en las ferias del libro compraba ejemplares saldados de Quimera a $ 500 y recuerdo que los dossiers eran buenísimos.

Acerca de la dificultad para encontrar la revista en Colombia sólo me queda citar a mi papá, que suele decir que 'ésas son las cosas que uno no se explica...'

Un abrazo.
Martín.

martín gómez dijo...

¡Merci, Xavi!

¿Cuándo vuelves por aquí, maco?

Un abrazo, ve.