miércoles, 19 de marzo de 2008

“en busca del lector diferente”

Éste es el título de mi artículo incluido en el monográfico "barcelona|s" que publica en su edición de hoy el suplemento cultura|s, del diario La Vanguardia, que dirige Sergio Vila-Sanjuán.





El artículo habla de la importancia que tiene Barcelona en mi formación como lector y de la diversificación de la oferta a la que podemos acceder los lectores gracias a la aparición de editoriales independientes tanto aquí como en otras ciudades de España.


Quienes quieran leer el artículo pueden descargarlo haciendo clic aquí.

16 comentarios:

Maricarmen dijo...

Felicidades por el artículo, Martín. Y que vengan más! Lo leí esta mañana , se nota lo que la edición y Barcelona significan para ti.
Un abrazo,

martín gómez dijo...

Mil gracias, Maricarmen.

La verdad es que ahí hay una atracción bastante especial y que desde hace un tiempo vengo construyendo una relación bien bonita tanto con el mundo de la edición como con la ciudad.

Un abrazo para ti también. Seguimos en contacto.
Martín.

Afronena dijo...

Martinicooo... Te felicito!!! Bien dicho. Bien escrito.
Me dieron ganas de irme a vivir a Barcelona.
Un abrazo.

El llegidor pecador dijo...

Enhorabuena.

La paradoja es que a mayores grupos, mayores resultan las cantidades de hendeduras o resquicios por donde pueden ubicarse las pequeñas editoriales más o menos especializadas en un determinado perfil de lector.

En fin, como decía, desacertadamente, hace poco más de un año una veterana y consagrada editora:
"¿De dónde habrán sacado esos temerarios que para ser editor basta con apretar un botón del videojuego de turno?"

martín gómez dijo...

¡Pao, mil gracias!

Si hubieras leído el resto del monográfico quizás no te habrían dado tantas ganas de venir a vivir aquí. En fin, independientemente de las críticas a eso que llaman "el modelo Barcelona", esta ciudad está llena de historias bonitas e interesantes (entre ellas la del germen de la edición en castellano tal y como la conocemos).

Ya sabes que cuando quieras dejarte caer por Barcelona acá estaré por lo menos durante unos años más.

Un abrazo.
Martín.

martín gómez dijo...

Llegidor, creo que justamente en esa paradoja está el origen de eso que Chris Anderson llamó "the long tail" pero que hasta el momento nadie parece haber relacionado con el sector editorial.

Los grandes crecen y crecen pero hay resquicios que ni su tamaño, ni su estructura ni su modelo económico y de gestión les permiten percibir y alcanzar.

Y ahí hay una oportunidad para los pequeños.

Seguimos.
Martín.

Oscar Chamat dijo...

Martín,

Supe de ti por la vanguardia, te conocí por los sonidos invisibles y me volví a encontrar contigo en la vanguardia...

un placer leerte y felicitaciones!!

omch

martín gómez dijo...

Óscar, mil gracias por tu comentario. A ver cuándo volvemos a encontrarnos, ¿no?

¿Ya falta poco para la llegada del crío o qué?

Un abrazo para los tres.
Martín.

Andréia M. dijo...

Hola Martín,

Felicidades por el artículo. Lo leí el miércoles en el periódico.

Respeto a tu comentario sobre el Long Tail más abajo, Chris Anderson estuvo en Brasil en noviembre o diciembre del año pasado y sus ideas no pasaron desapercebidas por el sector editorial local. Supongo que aquí pase lo mismo - si no entre editores, quizás entre libreros y distribuidores, que puden tener una mejor visión de conjunto y de qué pasa con el mercado...

Basicamente, él dice que “Ser un productor de long tail es, tipicamente, no producir por dinero”.

Yo te pregunto qué pasa con las editoriales independientes en lengua española que se colocan en el las hendiduras que les consolidan. ¿Las buscan? ¿O editarán por otros motivos que no el económico? (Por lo que tengo visto por aquí, apuesto por la segunda posibilidad)

By the way, ¿Te gustó la feijoada del otro día? Es un poco agresiva y a vece provoca knock-out técnico...

Un abrazo,

Andréia.

Bernard-Louis dijo...

Enhorbuena por el artículo, Martín.
Llego a tu blog porque lo tengo fichado en Netvibes. Cómo me gusta tu trabajo bloguero.
Personalmente intento ayudar a las editoriales independientes leyendo sus libros -evidente, querido Watson-. Marcan la diferencia en cuanto al cuidado de ediciones y sobre todo de colecciones.
Lo que me sorprende es que no tengas incluida una que me chifla y que además de editar, juegan con la edición.
Son http://www.pepitas.net/.
Me gusta la edición tanto que me estoy dejando los cuartos en un máster. Ya veremos qué sale de todo esto.

Bueno, lo escrito, ¡enhorabuena!

martín gómez dijo...

Andreia, gracias por las referencias de Chris Anderson. Está claro que nadie se enriquece con una editorial porque la rentabilidad (cuando la hay) no es muy grande pero igual es necesario tener en cuenta que el hecho de sobrevivir y de mantenerla a flote ya tiene un gran mérito, sobre todo si lo consigues explorando caminos poco transitados como las editoriales de las que hablo en el artículo.

La feijoada fue maravillosa. Aparte de que la comida salió deliciosa (yo me comí dos platos), me gustó mucho el ambiente. ¡Un hit total!

Seguimos.
Un abrazo.
Martín.

martín gómez dijo...

Bernard Louis, mil gracias por tu comentario y por la recomendación. ¡Ya mismo voy a ver la página de Pepitas!

Seguimos en contacto.
Un saludo.
Martín.

Luis López-Cortés dijo...

Por suerte he descubierto su blog. Muy interesante. Pasaré, con su permiso, por aquí a menudo.
Gracias por compartirlo. Saludos.
Luis.

martín gómez dijo...

Luis, gracias por tu comentario. Espero que encuentres cosas interesantes en [ el ojo fisgón ] y que sigas viniendo por aquí.

Un saludo.
Martín.

CARPE DIEM dijo...

Martín, veo que hay mucha gente a la que le gusta su trabajo..., felicitaciones de corazón porque se del esfuerzo que ello ha implicado, y por lo bueno que seguramente seguirá viniendo en el futuro próximo.

martín gómez dijo...

Gracias, Antonio. Chévere que se haya pasado por acá y espero que siga haciéndolo.

Un abrazo.
Martín.